Autor Tema: Manual para ligar  (Leído 1214 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado buite

  • Moderador Global
  • *
  • Mensajes: 1445
Manual para ligar
« en: 06-08-2011, 04:15 (Sábado) »
Estoy viendo un programa en Cuatro sobre técnicas para ligar y me parto el culo.

Resulta que en una academia están cobrando 200 euros a unos pardillos por enseñarles a ligar, sin explicarles que para ésto del ligue es imprescindible la primera impresión. Lo digo porque uno de los alumnos parece un psicópata y otro un yonqui. Por favor, primero diles que se pongan presentables, de lo contrario no tienen nada que hacer como la tía no esté muy colgada o se haya metido algo muy fuerte.

Yo estoy fuera del mercado, pero me imagino que a los hombres y las mujeres de hoy, como animales que somos, básicamente les gustan las mismas cosas, cambiando los detalles, que eso depende de las modas.

Yo nunca he tenido problemas para ligar. De hecho mi problema era elegir la chica y, no es que fuera un guaperas, pero sabía explotar mi atractivo.

Me gustaría que los jóvenes del foro (que los hay) opinasen y discrepasen, me encanta aprender.

Básicamente, lo que yo hacía era:

1º ir acicalado conforme a la moda del momento, siempre limpio, afeitado o, con desafeitado controlado, con el pelo cuidado y con especial atención a la ropa y los complementos. Importante la elección del perfume (el olfato es más importante de lo que parece, por supuesto, el desodorante es imprescindible y el olor a piés corta el rollo).

2º seguridad en uno mismo: si me gusta esa chica, seguro que yo le voy a gustar y si no es así, es que élla no sabe apreciar lo que se pierde, probablemente tiene la regla, la próxima vez será élla la que se acerque a mí, yo nunca.

3º hay infinidad de mujeres, obsesionarse con una que no te corresponde te hace perder la posibilidad de conocer a chicas maravillosas que están deseando conocerte.

Los tres primeros pasos son imprescindibles, de lo contrario en mi opinión no hay mucho que hacer. Doy por hecho que estamos hablando de personas normales, ni callos malayos, ni enanos, ni obesos mórbidos. Aunque todo esto afortunadamente hoy en día tiene solución.

Bien, llegados a este punto, el asunto sería como le entro a una chica. Yo explicaré muy por encima (pero muy por encima) como lo hacía yo, puesto que depende del ambiente en el que estés, no es lo mismo la biblioteca de una Universidad que una Discoteca o la calle.

Si por ejemplo es una discoteca (lugar ideal para un rollo rápido):

1º llegar temprano y con poco alcohol y drogas en sangre.

2º irse fijando en las chicas que puedan ser de tu agrado (las camareras son más difíciles y menos asequibles, porque ellas están trabajando y están hartas de babosos, pero si a alguien le interesa, tampoco son inaccesibles).

3º una vez elegidas las presas (si ya se que parece un safari, pero es así, para ellas también) fijar la vista en las que más te gusten para que se den cuenta las elegidas de que tú estás pendiente de ellas y de que quizás (quizás, esto es muy importante) te atraen.

4º tontear cariñosamente con otras, conocidas, amigas etc, con la certeza de que la elegida lo vé, desconozco, aunque me imagino, el perverso universo femenino que hace que les atraigan los hombres que tienen muchas mujeres a su disposición, si después de ésto élla o ellas (mejor aún) te siguen buscando tienes un 75% de posibilidades de éxito.

5º cuando la primera presa menos se lo espere y te haya perdido de vista es el momento de atacar, nada de hola como te llamas, aunque puede que por entonces sea suficiente. Originalidad, algo como: hola ¿sabes, desde que entraste me hipnotizaron  tus ojos, pero estoy seguro de que detrás de élllos existe una chica maravillosa a la que me encantaría conocer y por la que he rechazado una fiesta privada en el chalé de un amigo?. Es todo un alago para élla, si la respuesta es una sonrisa la señal es positiva, de lo contrario retírate dignamente, con un hasta luego acabo de ver a una amiga con la que hace tiempo que no hablo.

6º pasas a la siguiente presa, con la misma estrategia, probablemente te ha estado observando.

Un apunte, aunque pueda parecer de fantasmas, a las mujeres les gusta. Por ejemplo decir que estás con el jet lag porque acabas de llegar de un treking por el Himalaya o de un viaje por trabajo en Japón (lo exótico y el glamour les atraen especialmente). Eso sí, deberías de haber estado realmente para no meter la pata si élla ya ha estado. Osea, dí sitios que realmente conoces, aunque sea en un viaje de fin de curso. Cuenta anécdotas reales aunque no sean de ese sitio, si la cosa no va como tú te esperas siempre quedará como algo comprensible que te vayas del lugar porque estás cansado y, a élla siempre le quedará la duda de si era verdad lo que dijiste.

En fín, podría poner más estrategias, pero lo mejor es que opinen los que actualmente están en éllo.

Un saludo y suerte.


Si no haces nada todo seguirá igual. Si quieres que las cosas cambien tienes que cambiarlas tú

http://hazunmundomejor.genocidiodigital.com/